DIRK GENTLY Y LAS SERIES DE AUTOR

DIRK GENTLY Y LAS SERIES DE AUTOR

Suena ya repetitivo decir que nos encontramos en la edad dorada de las series, pero así es por el mero hecho de la ingente cantidad de ficción televisiva que recibimos diariamente. Otro debate sería la calidad general de éstas, y cuántos fracasos se dan por cada caso de éxito. Aunque quizás, el tema más interesante detrás de este crecimiento exponencial, esté en el surgir de la figura del autor dentro de las series.

Dirk Gently’s Holistic Detective Agency (nos encanta el título, de verdad) lleva una temporada en emisión y ya están preparando la segunda. No se trata de un éxito abrumador que haya llenado las redes sociales de memes y gif, pero ha conseguido sobrevivir y ganarse su público dentro de un marco de competencia brutal. Eso ya es un éxito.

 

NUEVO PARADIGMA EN LAS SERIES

¿Por qué es interesante una serie relativamente poco famosa dentro de este nuevo paradigma que señalamos? Para contestar esto hay que ir un par de pasos atrás. La figura del autor dentro del cine está más que asentada y se encarna en el director como máximo responsable del producto final. En las series, el showrunner (algo así como una mezcla entre guionista jefe y productor –no nos matéis por esta definición de andar por casa-) es el responsable, pero pocas veces se le ha otorgado la figura de “autor” por parte del público e industria.

Todo esto comenzaron a cambiarlo hace ya algunos años ciertos showrunner, a base de hacer productos muy personales que consiguieron convertirse en series de culto. Entre este selecto grupo se podría mencionar a David Lynch con Twin Peaks, David Simon con The Wire, o el más reciente, Vince Gilligan con Breaking Bad.

 

MAX LANDIS COMO FIGURA

¿Qué pinta Dirk Gently en este panorama? Max Landis es la clave. Este guionista conocido principalmente por su película Chronicle, se lanzó a la piscina de las series y se ha convertido en su principal referente (después de su protagonista Elijah Wood, por su puesto). Max Landis es uno de los pocos guionistas que han conseguido que promocionen sus películas con su nombre como máximo exponente o destacando sus trabajos anteriores. Con Dirk Gently ha ocurrido lo mismo. La promoción por las redes ha destacado en todo momento quién estaba detrás de la escritura, incluso si se trata en este caso de la adaptación de una serie de novelas (que ya tuvo su adaptación británica, por cierto).

Dirk Gently y Max Landis pueden llegar a ser clave durante los próximos años en la configuración de los creadores como figuras públicas, ganando la notoriedad y, quién sabe, si extendiendo la figura del autor entre los showrunner y guionistas de las series de televisión.