NEUROMARKETING, UNA CIENCIA SIN PRINCIPIOS

NEUROMARKETING, UNA CIENCIA SIN PRINCIPIOS

Un error sin principios.

Partiendo de la base de que estudiar la mente humana desde la racionalidad absoluta se lleva cada vez menos, no creo en absoluto que el comportamiento de compra se pueda predecir. No lo digo yo, sino que estoy respaldado por la mismísima física cuántica. Afirmo por lo tanto, que no se pueden poner leyes al libre albedrío aunque midas las reacciones del cortex prefrontal, la reacción de la piel, o la sudoración…

Se pueden sacar algunas conclusiones que aporten pistas sobre comportamientos genéricos en grupos de pertenencia, sí, pero como lo hacían los clásicos focus groups, ni más, ni menos. Quizá eliminando algunas trabas que el propio lenguaje impone, pero poco más. ¿Fórmula para el éxito? No creo. La creatividad humana mueve el mundo y estudiarnos como sí fuésemos robots predecibles no funciona y no seguro, no hará un mundo mejor (aunque mostrar motivos personales no son el objeto de este post).

¿No os ha pasado ,que ese bizcocho relleno de chocolate delicioso hay algún momento del día, semana en el que lo aborrecéis? O, ¿una misma persona, hay un día que es un cardo borriquero y al día siguiente, al verla, un atractivo incipiente que provoca un cosquilleo en la parte inferior del abdomen crece incesante y estrepitosamente? Eso amigos es la mente humana, impredecible, incalculable y creativa.

Paisaje de Bob Ross

El Neuromarketing trata de poner un marco al pensamiento y a las reacciones de las personas a ciertos estímulos publicitarios o de comunicación a través del análisis de las reacciones que tienen lugar en un lugar tan mágico como inaccesible de nuestro cerebro, el subconsciente. ¿Se puede saber cuál va a ser la reacción exacta de una persona con un perfil determinado al estímulo de un impacto? Por lo tanto, ¿qué medio es el óptimo para transmitir el mensaje? ¿Qué hora del día? ¿Qué formato? ¿Con qué frecuencia? ¿Qué fidelidad tiene esa persona hacia mi marca? ¿Qué precio le pongo al producto o servicio para garantizar su éxito? Etc…

Estas preguntas se pueden responder, pero mañana o bien hoy mismo, pueden verse modificadas. Son incalculables los motivos que nos llevan a tener un estado de ánimo concreto y quien dice que ese mismo estado, exacto, se repetirá la próxima vez que recibamos el mensaje. ¡Es prácticamente imposible! Evolucionamos, y el simple hecho de que un segundo transcurra ya provoca una experiencia que seguro modificará nuestras redes neuronales formando nuevas y exclusivas conexiones. Nuestra conducta y subconsciente no es estático. Se mueve, aprende y evoluciona al compás de nuestra propia vivencia.

¿Es la publicidad una ciencia? Pues aún no. Y no creo que la conviertan en tal cosa unos cables conectados a unos tubos de ensayo en forma de personas que reciben dinero por ello.

Una última reflexión, ¿es la interpretación del arte común a todos los seres humanos? No es que algunos publicistas nos creamos artistas (hay muchos, artistas digo), sino que los principios del Neuromarketing engloban reacciones asociadas a perfiles de personas. ¿Se puede interpretar que un cuadro de Monet, Picasso o Van Gogh recibirá las mismas dosis de energía de un forma sorprendentemente predecible? ¡Ni de coña! Creo que ni siquiera una misma persona, como antes citaba, sienta, interprete, disfrute o llore de igual manera con la misma obra, ninguna de las 711 veces que la visitó. Ninguna.

Y tú, ¿qué opinas del Neuromarketing?

 

Saludos sociales,

@AdalbertoPC



Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/rolsocial.com/web/blog/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/rolsocial.com/web/blog/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/rolso...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/rolsocial.com/web/blog/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29