Hasta siempre, genio, y gracias

Hasta siempre, genio, y gracias

Home de Apple.com tras anunciar el fallecimiento de Steve Jobs

Llego a casa en plena madrugada y mi novia me sorprende por teléfono con una terrible noticia: «Jose, se ha muerto Steve Jobs». Como si de un familiar o alguien conocido se tratara, la noticia me impacta y me llena de un terrible pesar, sorprendente al tratarse de alguien a quien jamás en mi vida tuve la suerte de conocer. Incluso sabiendo ya, o intuyendo, lo avanzada que podía estar su enfermedad (un cáncer terrible), era una noticia que esperaba que no llegase nunca. Porque los genios no deberían marcharse jamás.

No es ningún secreto lo mucho que admiro y admiraré siempre a Steve Jobs. Cuando solo era un chaval sin ningún camino claro en la vida, vi un vídeo de su conferencia en Stanford en la que daba una lección magistral sobre como vivir la vida, como ser mejor y hacer mejor a la humanidad siéndolo. Me marcó. He seguido esas directrices durante todos estos años desde entonces, y creo que me acompañarán el resto de mi vida. No es una exageración para mí decir que una pequeña parte de lo que logre en la vida, habrá sido gracias a su inspiración. Y no creo que sea el único que lo diga.

Steve Jobs fue un visionario que se adelantó varias veces a su tiempo, que luchó contra el poder establecido cuando no era nadie, que creyó que la informática podía ser para todos. De hecho, es muy probable que, sin él, yo no estuviese escribiendo ahora mismo este post. Es muy probable que, sin él, muchos de nosotros no disfrutáramos de la tecnología como lo hacemos. Al fin y al cabo, la Web se inventó en un ordenador NeXT, que, a su vez, había creado él tras su primera salida de Apple. Fue uno de los motores del cambio, casi hasta el final. Se sacó de la chistera una nueva forma de consumir música, con su iPod y su tienda iTunes, y todo lo que la industria musical aplicaba hasta entonces tuvo que ser revisado. Revolucionó la telefonía móvil con una compañía novata en el mercado. La reinventó, nos enseñó una nueva forma de usar nuestros teléfonos. Nos abrió la puerta a un universo de posibilidades en nuestro bolsillo, que luego todos los demás copiaron, algunos mejor que otros. Porque, al fin y al cabo, a los genios y a los visionarios siempre los siguen todos los demás.

Página dedicada a Steve Jobs en la web de Apple

Fue un hombre obsesionado con el detalle, con la experiencia del usuario, del consumidor. Desde el momento de abrir la caja de un producto de Apple hasta su fin último de uso, todos los factores estaban pensados para que el consumidor disfrutase. Nadie se puso en la piel del público tanto como él a la hora de diseñar un producto. La compañía de la manzana no tiene tantos acérrimos defensores y fanboys por nada: Steve Jobs lo hizo posible.

Cuentan que también era un hombre despótico, extravagante y de dificil comprensión. Y no es por justificarle, pero, ¿no suelen ser las mentes de los genios de dificil acceso para las de los demás mortales?

¿Qué será de Apple ahora? Difícil predecirlo. Es una compañía muy fuerte y tremendamente sólida, con un talento humano inigualable en sus filas. No habrá otro Steve, porque ese tipo de personas solo nacen cada muchos años y de uno en uno. Pero seguro que alguien ha habido que conozca sus métodos, que haya aprendido de él y que pueda mantener el rumbo por la senda que Jobs trazó. También es seguro que la compañía acusará la baja de su patriarca, y es posible que pase por un periodo limitado de readaptación y desorientación. Pero no creo que la enfermedad haya sorprendido a Jobs de un día para otro, y sospecho que, como si de un gobierno estatal se trastase, dejaron la sucesión atada y bien atada.

En fin. Que el hombre que nos invitó a «pensar diferente», a «luchar contra el poder establecido», a «permanecer hambrientos y alocados», y a tantas y tantas cosas… se ha ido. Sólo tenía 56 años, un cáncer nos lo ha robado, pero seguro que seguirá por ahí, en alguna parte, haciendo realidad los sueños de alguien.

Hasta siempre, Steve.

Algunas reacciones al fallecimiento de Steve Jobs:

«I’m truly saddened to learn of Steve Jobs’ death. Melinda and I extend our sincere condolences to his family and friends, and to everyone Steve has touched through his work. Steve and I first met nearly 30 years ago, and have been colleagues, competitors and friends over the course of more than half our lives. The world rarely sees someone who has had the profound impact Steve has had, the effects of which will be felt for many generations to come. For those of us lucky enough to get to work with him, it’s been an insanely great honor. I will miss Steve immensely.» – Bill Gates

 

«Steve Jobs was the greatest inventor since Thomas Edison. He put the world at our fingertips.» – Steven Spielberg

 

Carta de Tim Cook, a los empleados de Apple

Team,I have some very sad news to share with all of you. Steve passed away earlier today.

Apple has lost a visionary and creative genius, and the world has lost an amazing human being. Those of us who have been fortunate enough to know and work with Steve have lost a dear friend and an inspiring mentor. Steve leaves behind a company that only he could have built, and his spirit will forever be the foundation of Apple.

We are planning a celebration of Steve’s extraordinary life for Apple employees that will take place soon. If you would like to share your thoughts, memories and condolences in the interim, you can simply email rememberingsteve@apple.com.
No words can adequately express our sadness at Steve’s death or our gratitude for the opportunity to work with him. We will honor his memory by dedicating ourselves to continuing the work he loved so much.

Tim



Fatal error: Uncaught wfWAFStorageFileException: Unable to save temporary file for atomic writing. in /usr/home/rolsocial.com/web/blog/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php:29 Stack trace: #0 /usr/home/rolsocial.com/web/blog/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php(567): wfWAFStorageFile::atomicFilePutContents('/usr/home/rolso...', 'saveConfig() #2 {main} thrown in /usr/home/rolsocial.com/web/blog/wp-content/plugins/wordfence/vendor/wordfence/wf-waf/src/lib/storage/file.php on line 29