The Walking Dead: La psicología de la supervivencia

The Walking Dead: La psicología de la supervivencia

El fenómeno The Walking Dead ha roto el enfoque tradicional de las películas de zombies, que habitualmente terminan cuando estalla la plaga, dejándonos sin saber qué pasa después. En esta serie vemos como poco a poco los humanos descubren en su lucha por sobrevivir, que la auténtica amenaza no son los caminantes, sino los otros seres humanos. Por algo el lema de esta serie es Fight the dead, fear the living (Lucha contra los muertos, teme a los vivos).

Las buenas películas de zombies nos hablan de los conflictos humanos, cómo se transforman las personas. Los zombies son un fenómeno que nos sitúa en una situación extrema que revela nuestra verdadera naturaleza.

Somos seres sociales

Hoy en día hay graves problemas de socialización debidos al aislamiento de la tecnología. The Walking Dead es una crítica a la tecnologización de las relaciones humanas, enfatizando el contacto entre las personas. Una forma de relacionarse más natural, una sociedad basada en el grupo y en los lazos sociales

Los grupos y las hermandades son el pilar básico para poder sobrevivir.

En Walking Dead podemos observar la pirámide de necesidades de Maslow.

El primer peldaño serían las necesidades fisiológicas: comer, beber, dormir, refugio.

El segundo peldaño sería la necesidad de seguridad: vivir protegidos.

El siguiente sería la necesidad de amor y pertenencia. Los humanos tienden a agruparse, primero en pequeños grupos de personas y se van uniendo a comunidades mayores, como Woodbury, Alejandría o Hilltop.

Necesidades de ronocimiento o estima. Muchos de los roles en The Walking Dead cambian, como Carol que pasa de ser una madre indefensa a ser una guerrera impasible. A pesar de que se convierte en una persona muy agresiva, siente la necesidad de cuidar a los demás, en Alejandría la vemos como prepara galletas y cuida a los niños.

El último escalón sería la autorrealización personal. Para poder llegar a este escalón haría falta una comodidad y seguridad de vida que no se va a producir en The Walking Dead, ni si quiera dentro de las pequeñas comunidades. Algunos de los habitantes de Alejandría pensaban que podrían llevar una vida normal, como antes del estallido zombie, pero ya quedó demostrado que eso no es posible.

Familia The Walking Dead

Matar no es tan sencillo:  

La ansiedad

Muchos personajes de The Walking Dead sufren graves consecuencias psicológicas al matar. Eugene nunca se ha atrevido a matar, y los otros personajes le tildan de cobarde por ello. Pero, ¿sería tan sencillo matar a otros humanos, incluso en una situación post apocalíptica?

Hay personas que ante un elemento traumático son más sensibles que otros, y sufren episodios de ansiedad. Las mayoría de las personas en un apocalipsis zombie sufrirían episodios de ansiedad, y debido a ello no les resultaría tan fácil luchar para sobrevivir.

La empatía

Otro punto en nuestra contra sería el estrés post traumático. Los humanos somos seres sociales, nuestras neuronas espejo nos proporcionan empatía. Todos nosotros somos empáticos, a excepción de los psicópatas.

En The Walking Dead se da mucho el llamado síndrome del superviviente: se produce cuando una persona ve morir a su compañero o amigo, y no deja de sentirse culpable por no haber podido evitar esa muerte. Rick es una persona demasiado empática, antes de comenzar el apocalipsis era una persona con valores muy tradicionales. El hecho de que fuera policía indicaba un fuerte sentido de proteger a sus semejantes, y desde que se une al primer grupo se siente en la obligación de mantener a todos con vida.

Carl a medida que va creciendo se va volviendo menos tierno, más amargado, frío, podemos ver en el él los síntomas del estrés post traumático.

Rick Grimes teléfonoAlgo que nos parece absurdo cuando vemos la serie es que un personaje está manejando una situación perfectamente, y de repente aparece un zombie por detrás y le mata. Nos parece ridículo o poco creíble, pero en realidad sucede así. Un estrés continuo produce fallos a nivel cognitivo. Ante altas dosis de estrés es muy fácil cometer errores.

Rick sufre trastorno de personalidad, tras la pérdida de Lori. Sufre alucinaciones, disocia la realidad. En aquellos capítulos que cree que alguien le llama por teléfono y oye la voz de Lori. También le sucede algo parecido a Michonne, que en varias ocasiones habla con su novio muerto. En un mundo plagado de zombies sería muy frecuente sufrir todo tipo de trastornos mentales.

Los psicópatas y sociópatas tienen la supervivencia asegurada

Los psicópatas y los sociópatas son las personas idóneas para sobrevivir a un apocalipsis zombie. Negan, el Gobernador, los caníbales, Wolf, son ejemplos de este tipo de personas en The Walking Dead.

La psicopatía es una enfermedad psicológica donde el sujeto carece de miedo y empatía. A las personas que sufren psicopatía no tienen ciertos circuitos cerebrales.

Un psicópata no tiene miedo, por lo cual no tiene límites. No siente empatía por los demás, por lo que no hay nada que le frene a la hora de agredir a los demás. Hay dos tipos de psicópatas: estructurados y desestructurados. Los estructurados son aquellos que pueden controlar sus emociones, son aquellos muy manipuladores, seductores, tienen un gran poder de convicción. No cometen actos violentos porque están muy bien entrenados, y utilizan sus dotes de manipulación para conseguir sus fines.

Los psicópatas desectructurados son aquellos que no controlan sus emociones y terminan asesinado o agrediendo a otras personas.

Negan y el Gobernador son dos buenos ejemplos. En ellos podemos ver todas las características. El Gobernador al principio manejaba bastante bien sus emociones y era un claro ejemplo de manipulador y seductor, consigue convencer a Andrea al igual que a toda la gente de Woodbury. Al final se descontrola, y comete un asesinato masivo. A partir de ese momento no vuelve a poder auto dominarse, y le lleva a la muerte.

Un sociópata se diferencia de un psicópata en que su trastorno no es genético, sino adquirido a través de su experiencia. En The Walking Dead un ejemplo de este tipo de trastorno serían los caníbales.

Su letalidad y agresividad por una parte les hace sobrevivir fácilmente en situaciones extremas, y amedrentar al resto de personas provocando miedo en ellas. Y por otra parte, sus dotes manipuladoras les ayudan a crear grupos numerosos para llegar a sus objetivos.